ARIES

DESCRIPCIÓN: Los astros se alinearon de esta forma y surgió la Melodía. Cuando el Hombre la hizo suya (Brian Wilson, The Zombies, Harry Nilsson) ya nadie se interesó jamás por determinar su origen cósmico.

Isabel Fdez. Reviriego tiene el don de alinear esos astros en su interior. Puede hacerlo a su antojo. Chasquea los dedos, se toca la cadera y le salen melodías. Isabel es un pararrayos. Concentra los Rayos Melódicos Cósmicos (RMC) y nos los transmite en forma de canción y de disco. Estos rayos RMC dan calor en invierno y refrescan en verano, son lo mejor. Nos alborotan el pelo y nos pellizcan las mejillas. Nos pasan el brazo por encima de los hombros y sirven de súper-escudo protector contra la imbecilidad, como si fueran una capa de las que llevan los superhéroes. Descubrimos cómo lo hacía al frente de Charades, un grupo que marcó un antes y un después en el devenir astrológico del sello barcelonés BCore (y de los estudios Ultramarinos Costabrava), y lo mismo con Aries. Su hermana Virginia la ayuda a sintonizar la frecuencia adecuada y también colabora añadiendo las baterías al disco. Un druida sabio que tiene su cueva en Sant Feliu de Guixols (Santi García) se hizo cargo de la grabación y de tocar el bajo, mientras que unas cuantas canciones se grabaron en los Estudios Pastora de Vigo con la ayuda de José Vazquez.

En “Magia Bruta” la Melodía lo domina todo, es el centro del universo. Toda la instrumentación que cosquillea nuestros sentidos está a su servicio: guitarras españolas y castañuelas que bailan con sintetizadores y delays, bongos, pianos, cajas de ritmos...

La cálida voz de pararrayos de Isabel recrea un efecto etéreo y psicodélico similar al que buscaba Brian Wilson en los Beach Boys, como si ambos tuvieran el don para cantar flotando en el aire. Varios detalles del disco (el uso de la reverberación en las voces, la sutileza de la sección rítmica, los arreglos electrónicos, las guitarras españolas) ayudan a dotar de ingravidez al conjunto, como si esas melodías siempre hubieran existido, dando vueltas por el universo tranquilamente, en mágica armonía. Quizá es eso lo que realmente sucedió.

Fotos